November 27, 2022

LDMfour

Let's Talk Car

Cuales serian las ventajas y las desventajas de prohibir la circulación vehicular en las ciudades?

[ad_1]

Muchos municipios en todo el mundo están explorando la prohibición de automóviles en las ciudades, al menos en la parte del centro de la ciudad donde la densidad de población es mayor.

Además, algunas ciudades ya han tomado medidas para prohibir los automóviles privados en calles específicas.

Recientemente, San Francisco prohibió la circulación de automóviles en Sector Avenue, una vía anteriormente muy concurrida.

En primer lugar, prohibir los automóviles en las ciudades no significa prohibir todo el tráfico de vehículos.

Para los municipios que están evaluando el tema, esto significa prohibir solo los automóviles privados, los taxis y los viajes compartidos como Uber y Lyft.

Además, habría transporte masivo disponible para su uso, como autobuses, trenes y subterráneos.

Además, la prohibición de automóviles sería solo para el centro de la ciudad. Las personas aún podrían acceder a la parte exterior de las ciudades con un automóvil.

Una vez que llegaban al centro de la ciudad, estacionaban su automóvil (o los dejaba un taxi o un viaje compartido) y luego caminaban o usaban el transporte público.

Cuales son las ventajas y desventajas de prohibir los automóviles en las ciudades:

Las ventajas:

Una gran ventaja de prohibir los automóviles en las ciudades es que mejora las condiciones ambientales de múltiples maneras.

Las ciudades eventualmente podrían tener en su mayoría autos eléctricos de cero emisiones.

Los automóviles a gasolina son el tipo de vehículo dominante, y con sus emisiones, contribuyen significativamente a la contaminación y a la mala calidad del aire.

Además, la reducción de las emisiones de carbono mediante la prohibición de automóviles en las ciudades frenaría el cambio climático y los efectos negativos del calentamiento world.

Además de dificultar la respiración, la contaminación del aire de los automóviles tiene consecuencias negativas para la salud, incluido el aumento del riesgo de asma, cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas y cardiovasculares.

En algunas ciudades del mundo, la contaminación del aire es tan mala que respirar el aire contaminado durante un día equivale a fumar un paquete de cigarrillos.

Además de la contaminación del aire, los automóviles, especialmente los que funcionan con gasolina, generan una gran cantidad de contaminación acústica.

Esto da como resultado un ambiente menos agradable estéticamente y hace que sea más difícil dormir. Además, la contaminación acústica tiene consecuencias negativas para la salud.

Recientemente, investigadores de la Escuela de Medicina Robert Wooden Johnson de Rutgers publicaron un estudio sobre la conexión entre los ruidos de los automóviles y las enfermedades cardíacas y cardiovasculares de los residentes de Nueva Jersey.

Otro tipo de contaminación generada por los automóviles es la contaminación lumínica. Esto puede ser una molestia y afectar la calidad del sueño de los residentes, especialmente si viven cerca de una calle donde los faros brillan en sus ventanas por la noche.

La prohibición de automóviles en las ciudades también ayudaría a los ecosistemas naturales

Los municipios podrían crear más parques y espacios verdes, lo que permitiría el florecimiento de la flora y la fauna. También ayudaría a abordar el problema de las especies en peligro de extinción.

Además, los parques y espacios verdes adicionales serían beneficiosos para los humanos, con un entorno all-natural saludable y buenos lugares para relajarse.

Desde otro punto de vista de la salud, prohibir los automóviles en las ciudades daría como resultado que más personas caminaran. En consecuencia, más personas estarían en forma y experimentarían los beneficios para la salud del ejercicio.

Un beneficio ambiental adicional de la prohibición de automóviles es que habría más inversión en tecnología verde.

Prohibir los automóviles daría como resultado un mayor incentivo para que las personas y las empresas inviertan en tecnología ecológica, ya que probablemente habría un mayor retorno de su inversión.

Las ventajas de prohibir los automóviles en las ciudades van mucho más allá de los beneficios ambientales y de salud.

Los beneficios de prohibir la circulación vehicular en las ciudades incluye:

Espacio adicional para restaurantes y otros negocios.
Espacio adicional para peatones y ciclistas.
Menos lesiones y muertes por accidentes automovilísticos
La gente pasaría más tiempo en el centro de las ciudades.
Los niños tendrían más oportunidades de jugar al aire libre.
Sin el aislamiento de los automóviles y más espacio para congregarse, las personas podrían pasar más tiempo juntas.

https://www.youtube.com/view?v=g9-9CxCxrVE

Las desventajas de prohibir la circulación vehicular en las ciudades incluye:

Muchos taxistas y conductores de viajes compartidos perderían sus trabajos, como lo detalla “Environmental Conscience”.
Para muchas personas, sería menos conveniente y llevaría más tiempo viajar.
También sería más difícil viajar para algunas personas con problemas de movilidad.
El transporte público estaría más concurrido.
Con un transporte público más concurrido, la propagación de enfermedades sería más probable.
Con una mayor demanda de propiedades, los precios de las casas y apartamentos aumentarían.
Sería más difícil viajar a una ciudad.
Habría algunos desafíos con las entregas.
Para las personas que viven en áreas rurales, habría más aislamiento social.
Las calles en las partes exteriores de la ciudad estarían más concurridas.

https://www.youtube.com/check out?v=JcgGiHZoWBc

Hay muchas ventajas y desventajas, con respecto a la prohibición de automóviles en las ciudades.

Es interesante que algunos municipios estén analizando de cerca el problema, y ​​podría ser una opción practical en un futuro lejano.

Sin embargo, por ahora, una prohibición parcial de automóviles en calles o regiones seleccionadas de una ciudad, como Market place Avenue en San Francisco, podría ser un término medio.

 

Fuente: Motor biscuit

[ad_2]

Supply link